lunes, 13 de marzo de 2017

IMPERIALISMO y I GUERRA MUNDIAL


El término imperialismo hace referencia a la actitud, doctrina o acción que conduce al dominio de un estado sobre otro u otros mediante el empleo de la fuerza militar, económica o política.
Durante el último tercio del siglo XIX, las potencias europeas y algunas extra-europeas (Estados Unidos y Japón) desarrollaron una política de expansión colonial acelerada que ya venía gestándose desde comienzos de siglo. Esta nueva fase del colonialismo, que recibe la denominación de imperialismo, tendía a la formación de grandes imperios y constituyó una constante fuente de conflictos que desembocaron en la 1ª Guerra Mundial.
La expansión imperialista, fruto de la pretensión de ganar nuevas áreas de influencia, estuvo alentada por la industrialización europea (que necesitaba nuevos mercados) y el desarrollo técnico militar. Otros factores que contribuyeron a dicha expansión fueron las exploracio-nes geográficas y misioneras en busca de la extensión de la ciencia y el cristianismo, respectivamente. En 1885, en la Conferencia de Berlín, las potencias acordaron el reparto sistemático del continente africano.

Primera Guerra Mundial 

Entre 1914 y 1918 se desarrolló en Europa el mayor conflicto hasta entonces conocido. Motivada por conflictos imperialistas entre las potencias europeas, la "gran guerra", como se denominó originalmente a la Primera guerra mundial, implicó a toda la población de los estados beligerantes, así como a la de sus colonias respectivas. 

Afectó a Europa, Asia y a las colonias europeas en África. Otra característica novedosa de esta guerra fue que también tuvo un gran desarrollo en los mares, especialmente en el océano Atlántico, donde la guerra submarina adquirió proporciones considerables. Fue, en parte, una guerra ideológica, que afectó a las ideas políticas (democracia liberal, monarquías autoritarias…). Aunque las previsiones eran de una guerra corta gracias al uso de tecnología, lo cierto es que fue una guerra larga, de desgaste (desde julio de 1914 hasta noviembre de 1918).
Las pérdidas de vidas humanas se aproximaron a los 10 millones de personas. A diferencia de la Segunda Guerra Mundial, casi todas fueron en el frente de batalla, y afectaron a hombres jóvenes, con efectos demográficos muy perjudiciales en algunos países. 

VER PRESENTACIÓN IMPERIALISMO
VER PRESENTACIÓN GRAN GUERRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario